GANADERÍA ECOLÓGICA Laneras: cuando la lana significa revitalizar un oficio, la tierra y el hogar

Laneras: cuando la lana significa revitalizar un oficio, la tierra y el hogar

Para las Laneras, tirar del hilo supone mucho más que un simple gesto. Aquí, tejer es sinónimo de respeto y de cambio. Aquí, ganaderos, agricultores, artistas, profesionales y consumidores se unen para darle vida a la lana y traer de vuelta un oficio que conlleva el mantenimiento de especies en peligro de extinción, el respeto por el medio ambiente, una ganadería extensiva y ecológica, y actividades sociales como el yarn bombing. Hablamos con Gonzalo Palomo, uno de los impulsores del proyecto

Elisa Vera, Almudena Sánchez y Gonzalo Palomo vienen de campos profesionales totalmente distintos pero tienen historias en común: el amor al campo y la tarea de rescatar el oficio y la sabiduría popular de una tierra que tanto nos da y a la que vamos dejando cada día más de lado. Devolver la lana a nuestros hogares para revitalizar lazos sociales y fomentar una ganadería respetuosa con el medio ambiente, nuevos empleos y fácil acceso a productos de calidad. Todo eso y más, significa Laneras. Gonzalo Palomo, uno de los culpables, habla con nosotros.

Laneras

Me llama muchísimo la atención que Laneras surge de la unión de gente del sector de la ganadería, profesionales (veterinarios como tú) y artistas. ¿Cómo nace la idea de Laneras? ¿Cómo conseguís unir 3 puntos de la sociedad que están muy relacionados entre sí pero que la mayoría de la gente no le da la importancia que se merece o ni siquiera se para a pensarlo?

Todos los participantes en el proyecto compartimos un ecosistema económico y social de reciente creación: ACTYVA. Se trata de una cooperativa sin ánimo de lucro pionera en nuestra región, Extremadura, al aglutinar a agentes muy diversos de la actividad económica: desde consumidores y usuarias a profesionales, agricultores o ganaderos. Procesar nuestra propia lana era casi una obligación moral desde el momento que teniendo ovejas en la cooperativa algunas usuarias plantean que no encuentran lana de calidad y de origen sustentable. Los demás mimbres del cesto vienen con el pack: los artistas gráficos, consultores y ganaderos que trabajan conjuntamente para otros proyectos también compartidos como BBBFarming, Cáceres para comérselo o Merineando por citar algunos también centrados en sector agropecuario.

Extremadura ha sido una de las zonas laneras más importantes del país. ¿Dónde han  ido a parar las ovejas merinas y la  lana?

Seguimos siendo la primera región en cabezas de ganado lanar y de alta calidad, con una alta proporción de merino. Por algo una de las mayores comercializadoras de lana de Europa tiene sede en Extremadura. Sin embargo la calidad de la lana producida se ha resentido desde el s. XIX cuando las líneas de mejora genética fijaron su atención en la producción cárnica. Es entonces cuando otros países (Países Bajos, Nueva Zelanda, Australia, Argentina…) desbancan a España como productora de las mejores lanas del mundo.

Laneras

Apostáis por una ganadería respetuosa (imagino que extensiva o ecológica) y por la recuperación de un oficio que supone algo más que eso: un patrimonio social y cultural. ¿Cómo está calando el proyecto? ¿Veis que la gente sea consciente de la importancia de una ganadería respetuosa con el medio ambiente y con iniciativas de tipo local? 

En la encuesta que hemos hecho a artesanos y otros profesionales, grandes usuarios de la lana, se valora más positivamente este aspecto (ecológica o sustentable, siempre extensiva, por tanto) que el hecho de que proceda de animales de pura raza merina. Para las personas promotoras era además fundamental que la lana fuera de producción local. Este año de los 1.800 kg que vamos a procesar 1.200 han sido aportados por ganaderos socios de la cooperativa y el resto procede de ganaderías también de Extremadura. Se trata de una cantidad ínfima para la producción que existe actualmente: sólo en Extremadura estimamos que unos 100.000 kg son de lana ecológica.

¿Cuáles son las partes del proceso de Laneras? ¿Qué tareas lleváis a cabo desde la plataforma?

Laneras es la parte social del proyecto, en la que confluyen usuarias, profesionales y ganaderos. Luego está Merineando que es la marca para la comercialización sobre todo de corderos y corderas de merino negro pues gestionamos un rebaño mancomunado de esta raza en peligro de extinción en las faldas de la Sierra de la Mosca en el entorno de Cáceres Capital.  En este rebaño tanto las personas socias como particulares que lo deseen pueden “amerinar” una oveja y de ese modo apoyar la apuesta por una ganadería extensiva generadora de sustentabilidad: social, ambiental y ecológica.

El auténtico motor es la marca DehesaLana, iniciativa de Almudena Sánchez y Elisa Vera que se encarga de la lana desde la esquila hasta que llega a los hogares o talleres. Es decir: del procesado, hilado y afieltrado. Más adelante tendrán una línea de producción textil propia bajo estas mismas premisas de sustentabilidad. Por último, se desarrolla una actividad de formación muy importante con la triple vertiente ocupacional, para el empleo y terapéutica. En ese sentido se ha desarrollado un proyecto educativo muy ambicioso dirigido a entidades de personas mayores, mujeres, desempleados, con discapacidad con las que queremos colaborar para formar para el procesado, hilado y afieltrado artesanal de la lana. Generando nuevas oportunidades a partir de oficios tradicionales.

Laneras

En goteo.org  ya vais por la segunda ronda. ¿Qué vendrá después? 

El 2 de agosto finalizó la campaña en goteo.org con un resultado de 10.200 euros por parte de 150 financiadores más 1.800 kg. de lana de media docena de ganaderías o entidades. Parte de la lana ya está lista para ser lavada en una pequeña industria de Guarda, Portugal, y en septiembre tendremos disponible los primeros ovillos para los hogares así como lana peinada y cardada para talleres de producción textil.

Hemos solicitado ya financiación junto con otras entidades sociales para poder comenzar con la formación en los términos que explicaba anteriormente y esperamos comenzar en otoño tanto con la oferta de cursos propia (también dirigida a público en general a través de bbbfarming.net con cursos semipresenciales) como en colaboración con otras asociaciones. Los rebaños de merinas negras siguen creciendo: tanto el de Cáceres como los de la familia Cabello Bravo (el mayor de esta singular raza) o el de Juanmi de Artesanía en la Huerta, también socios de la cooperativa. En un futuro próximo queremos tener una oferta sostenida de corderos de campo (que no prueben el pienso en todo el ciclo productivo) y poder contribuir a la creación de nuevos rebaños de merina negra.

Laneras

Desde Laneras, os invitamos a visitar nuestras páginas web: www.dehesalana.net y www.merineando.net, como in situ en cualquiera de estos rebaños, a asociaros a ACTYVA, S. Coop. (La principal base social son los consumidores y usuarios: 300 personas) y por supuesto, a disfrutar de nuestros productos para contribuir al cambio necesario desde el campo al hogar.

Laneras

Fuente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s