PINTURAS DE VINCENT VAN GOGH

Quería compartir estas pinturas de Vincent van Gogh sobre tejedores.

El trabajo de los tejedores será para Vincent un importante motivo de inspiración en los primeros meses del año 1884, durante su estancia en la casa familiar de Nuenen. Los Países Bajos se habían especializado en la labor textil, teniendo sus paños una importante fama en todos los mercados europeos, americanos y asiáticos. Esas telas se realizaban de manera artesanal, incorporándose en el siglo XIX adelantos técnicos que suprimirán el sistema gremial y provocarán la Revolución Industrial. Vincent no está muy de acuerdo con estas innovaciones tecnológicas por la deshumanización del trabajo que conllevan, enlazando con las teorías socialistas y anarquistas que estaban en su máximo auge. Así surge la serie de tejedores que ejecuta Van Gogh, donde la figura del trabajador resulta diminuta frente a la inmensa mole del telar. . Van Gogh desea ser el vocero de los oprimidos y denunciar a través de sus trabajos la trágica situación de los trabajadores, con jornadas de sol a sol frente a la máquina y ridículos sueldos que apenas daban para mantener a la familia.

Vincent van Gogh's Tejedor de pie delante de un telar Painting

 

 

Vincent van Gogh - Un tejedor en el telar

 

 

Vincent van Gogh's Tejedor Watercolor

 

 

 

Anuncios

Una exposición en La Pedrera reivindica el trabajo modernista de los artesanos

Es la muestra monográfica más amplia dedicada a estas artes en los últimos 50 años

El modernismo artesanal más cotidiano

 

Barcelona. (EUROPA PRESS).- La Pedrera de Barcelona mostrará un “relato novedoso” sobre las artes aplicadas y decorativas del Modernismo en la exposición Modernisme: Art, tallers, indústries a partir de este jueves y hasta el 7 de febrero, ha anunciado este miércoles la directora de la Fundació Catalunya – La Pedrera, Marta Lacambra.

Junto a la directora del Área de Cultura de la Fundació Catalunya-La Pedrera, Marga Viza, y la comisaria y catedrática de Historia del Arte de la Universitat de Barcelona (UB) Mireia Freixa, ha destacado que se trata de la muestra monográfica más amplia dedicada a estas artes en los últimos 50 años.

La selección permite trazar un recorrido por la creación del siglo pasado y revivir un momento de cambios trascendentales en el ámbito de la arquitectura y el diseño con la recuperación de “aspectos desconocidos de la historia reciente” y la actualización de oficios artísticos, ha señalado Freixa. La exposición es fruto de la investigación en la universidad del equipo de la comisaria con un montaje hecho con una “sensibilidad extraordinaria”, que cuenta con una iluminación especial para cada pieza. Con esta exposición, “la Casa Milà recupera su valor doméstico”, y es que se recupera un gran ventanal -generalmente escondido tras un plafón o una cortina-, puertas, columnas, barandillas y pavimentos del edificio de Antoni Gaudí, ha subrayado la comisaria. Una de las piezas más espectaculares es un gran vitral procedente del Museu de Cerdanyola del Vallès, y una de las más delicadas es un biombo hecho con vitrales procedentes de vidrio roto que toma formas modernistas en una técnica que solo se mantuvo en Catalunya. Se trata de una “exposición líquida” porque el hilo argumental viene dado por las técnicas utilizadas, de vitrales, forja y madera, pavimentos, tejidos y joyas, entre otros.

50 colecciones públicas y privadas

La exposición reúne más de un centenar de objetos, así como abundantes documentos y fotografías de la época procedentes de 50 colecciones públicas y privadas como el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), el Museu del Disseny de Barcelona, el Centro de Documentación, el Museu Textil de Terrassa y la Biblioteca de Catalunya.

Una de las novedades de la exposición es precisamente la atención en la parte del proceso creativo de los objetos decorativos, desde su diseño hasta su consumo. Freixa ha celebrado que cada pieza es bonita y es única, y ha observado que el Modernismo catalán es tan estético porque esconde la “ostentación” de una clase burguesa a través de un estilo que, después, llegó a otras capas de la sociedad.