Quiero compatir este artículo que me gusto mucho

Chris Ofili traslada a tapiz la exuberante magia caribeña

El artista, que dejó la gloria de Londres para establecerse en Trinidad, expone un bellísimo trabajo en lana y viscosa que ha tardado dos años en terminar.
La canción del pájaro enjaulado’ revisa las técnicas tradicionales del tapizado para incorporar los matices vaporosos de las acuarelas.

El resultado, un enorme tríptico que se muestra en la capital inglesa, parece la imagen de un sueño nocturno tropical repleto de exotismo y ambigua carnalidad.

JOSE ÁNGEL GONZÁLEZ. 28.04.2017 – 06:52h
En el año 2000 el artista británico Chris Ofili (hijo de padres nigerianos nacido en Manchester en 1968), el primer pintor de raza negra en ganar, en 1998, el prestigioso premio Turner, decidió dejar Londres, donde se sentía mortificado por la gloria y sus tentaciones, y establecerse para trabajar en la isla caribeña de Trinidad. Ahora regresa a la capital británica para presentar una sorprendente y bellísima obra en tela.
Weaving Magic (Magia tejida), en la National Gallery londinense hasta el 28 de agosto, es el fruto de más de dos años de trabajo y, sobre todo, la explosión de madurez de un artista de talla mayor. Si hasta ahora Ofili había llamado la atención por los temas —es un decidido militante antiracista— o los materiales y técnicas que usaba —desde estiércol seco de elefante a collages de revistas porno insertados en los cuadros—, la nueva exposición revela la madurez de un creador capaz de transmitir de forma personal el exotismo y la carnalidad del Caribe.
La exposición es la primera en que el artista muestra un trabajo en tapiz. Incluye también una serie de bocetos preparatorios sobre papel. La obra central es un encargo de la Clothworkers’ Company y el paso del trabajo de Ofili a algodón y viscosa fue realizado por el Dovecot Tapestry Studio. Todo el proceso fue muy laborioso y técnicamente complejo y se alargó durante más de dos años.
Ofili regresa a la pinacoteca pública después de la exposición Tiziano: Metamorfosis (2012), cuando fue uno de los tres artistas contemporáneos que recibieron el encargo de formular una respuesta actual a las obras clásicas Diana y Actaeon, La muerte de Actaeon y Diana and Callisto, que ilustran historias de las Metamorfosis del poeta romano Ovidio.
Al igual que en aquella ocasión las obras que Ofili presenta ahora, sobre todo el impresionante La canción del pájaro enjaulado, ilustran temas clásicos en un ambiente que parece la imagen de un sueño nocturno tropical repleto de exotismo, semidioses y ambigua carnalidad.
Los matices vaporosos de las acuarelas originales tuvieron que ser trasladados a tela mediante un proceso lento, complejo y meticuloso realizado a mano por el estudio de tapiceros con sede en Edimburgo. Los colores actuaban sobre la tela de manera bastante caprichosa y el control del procedimiento de teñido fue complicado.
El artista define La canción del pájaro enjaulado como “un matrimonio de acuarela y tejido”. Deseaba, añade, “desafiar” el proceso técnico del tapiz e introducir el “fluido libre de la acuarela (…), animando al pigmento líquido a formar la imagen”.

El director de la galería, Gabriele Finaldi, asegura que Ofili “sigue los pasos de pintores como Rafael, Goya y Miró” en la “fascinación por los paisajes míticos” y, al tiempo, ha logrado la “fusión de su propio arte con la tradición histórica de la tapicería”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s